Seguidores

domingo, 8 de mayo de 2011

Trece.





Quizás no era considerada la sonrisa más bonita del lugar, pero tenía la asombrosa propiedad de dejarla sin habla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario